30 Abr

El cultivo del ajo es de origen mediterráneo, pero más tarde se propagó a todo el mundo, teniendo gran presencia en Asia o América. España es uno de los principales productores a nivel mundial de este producto, ya en 2018 se sembraron 26.338 ha de ajo en todo el territorio nacional.

Desde Econatur, debido a nuestra ubicación en España, es un cultivo que asesoramos de manera muy cercana desde hace años y para el que hemos desarrollado soluciones específicas. Esto nos ha llevado a estudiar detenidamente uno de los principales patógenos que afecta a este cultivo, y a otros de bulbo, la infestación por nematodos.

Los nematodos son organismos que usan a los cultivos como hospedadores para poder reproducirse, lo que genera que el cultivo pueda desarrollar una enfermedad dependiendo del nivel de infestación por este patógeno. Existen diferentes especies de nematodos que usan a los diferentes cultivos como hospedadores para poder reproducirse; entre ellos se encuentran los géneros Heterodera, Pratylenchus, Meloidogyne y Ditylenchus. Estos dos últimos géneros (Meloidogyne y Ditylenchus) son los más comunes. La principal diferencia entre ambos géneros es su manera de infestar al cultivo, y por ello, el tipo de cultivo al que afectan.

Izq.: ajo tratado con soluciones. Derecha: ajo sin tratar contra nematodos.

Meloidogyne spp. usa la superficie de la raíz de la planta (como tomate, pimiento, pepino, etc.) para colocar la masa de huevos, generando de esta manera un tumor en las raíces. Estos tumores en las raíces se deben a cambios en el funcionamiento de las células, aumentando su tasa metabólica. También alteran la expresión de algunos genes que regulan el equilibrio hormonal, permitiendo al nematodo controlar la oferta de alimento que la planta puede ofrecerle.   

El género Ditylenchus spp. es el principal que ataca al cultivo del ajo. Este género consiste en unas 80 especies que toman como hospedadores tanto hongos como plantas. La actividad alimentaria de este tipo de nematodos generalmente causa la rotura de las paredes celulares, debido a la secreción de enzimas pectinasas, pudiendo provocar inflamación y distorsión de estructuras de la planta. Esto provoca que patógenos secundarios puedan infectar al cultivo. Los períodos de reproducción de este nematodo, duran una media de 21 días, siendo la reproducción, puesta y eclosión de los huevos en el interior del tejido vegetal.

En promedio, los nematodos provocan pérdidas entre un 12% y un 20% en la agricultura mundial. Estas pérdidas equivalen aproximadamente a 135.000 millones de euros anuales. En España, sólo en el cultivo de tomate, se han registrado pérdidas entre el 15 y el 40%, tanto en cultivo al aire libre como invernadero.

Si quieres saber más y conocer las soluciones Econatur para combatir nematodos, contacta con nuestros expertos AQUÍ