Soil: desinfección y regeneración de suelos

Soil: desinfección y regeneración de suelos

SOIL es un mejorador de suelos agrícolas sometidos a un alto estrés productivo.

Como bioestimulante alelopático, está indicado para aplicar al suelo y conseguir un perfecto equilibrio a nivel físico, químico y biológico conforme a los requerimientos ideales para el mejor desarrollo y máxima capacidad productiva del cultivo implantado. 

Este producto está compuesto por extracto de algas marinas, una variedad Ascophyllum nodosum. Sus principales funciones son mejorar el suelo y recuperar la microbioma en suelos sometidos a alta presión productiva gracias a su capacidad prebiótica. 

Se caracteriza por su capacidad prebiótica, que reestablece el balance microbiológico en suelos conductivos de enfermedades. También tiene la capacidad de desinfectar suelos, además de favorecer la implantación del cultivo mejorando las propiedades físico-químicas del sustrato. 

Como resultado final, el cultivo implantado muestra un mayor vigor en su desarrollo y una menor susceptibilidad ante patógenos causantes de marchitamiento y podredumbres radiculares.

Para comprobar la eficacia de SOIL, hemos realizado numerosos ensayos, destacando los dos siguientes realizados en cultivo de tomate y calabacín.

El ensayo de tomate tiene lugar en Puebla (México). La estrategia que se lleva a cabo es la aplicación de SOIL mediante riego por goteo a distintas dosis antes del trasplante. Como resultado final, 15 días antes del transplante se observó hasta un 92% de control de Rhizoctonia, según la dosis aplicada. 

Por otro lado, se realizó un ensayo en calabacín, cuya localización tenía lugar en un invernadero de Ruescas (Almería). La estrategia era aplicar SOIL al suelo antes de la plantación de calabacín a 15 L/ha. con analíticas de suelo contrastadas por laboratorios públicos y privados. Como resultado final obtenemos una reducción de la población de Fusarium spp de 4700 unidades formadoras de colonias a 140, observándose un 97% de control de Fusarium.

Es importante destacar que SOIL está indicado para todo tipo de cultivos antes de la plantación en suelos de alto desgaste agronómico. Sus dosis recomendadas son de 15-20 L/ha.

Pasos a seguir para su aplicación: 

  1. Preparación del suelo mediante laboreo superficial para conseguir un suelo bien mullido (evitar aglomeraciones).
  2. Regar a plena capacidad de campo mediante riego localizado. Siempre que se pueda, sellar el terreno con plástico.
  3. Aplicación del producto por riego localizado.
  4. Volver a regar con agua para favorecer la incorporación y la difusión en suelo.
  5. Dejar actuar el producto antes de plantar.