20 Jul

Porqué hacer analíticas de suelo y en qué consisten

Conocer las características del suelo donde el cultivo se va a desarrollar es fundamental para asegurar una cosecha de calidad y a que vez sirve de garantía para la obtención de alimentos seguros y salubres.

Mediante un análisis del suelo, podemos comprobar la fertilidad del mismo, importante sobre todo en aquellos suelos de alto desgaste agronómico. Conocer la capacidad productiva de nuestro suelo, nos llevará a planificar mejor los tipos de cultivo a implantar y sus rotaciones.

Por otro lado, con la analítica se obtendrá información de los nutrientes disponibles en la tierra, punto de partida para obtener un plan de fertilización a medida y que dé respuesta a las necesidades concretas de cada cultivo y suelo.

Por último, también podremos conocer si hay presencia de sustancias contaminantes en el suelo y así tomar medidas para su reducción.

De cara a un análisis óptimo, es imprescindible extraer las muelas de suelo de manera adecuada, para lo que facilitamos las siguientes indicaciones: 

Instrucciones para recogida de muestras de suelo

Una muestra de suelo tiene que representar bien a todo el terreno. Para hacer una muestra, deben tomarse entre 10 y 20 tomas o submuestras de las distintas zonas de toda la superficie. Deben evitarse zonas donde se haya amontonado estiércol recientemente o que no sean típicas de lo que se pretende muestrear (surcos donde pasa a menudo el agua, restos de hogueras, etc.). Se mezclará las distintas muestras de forma homogénea para enviar un toral de entre 300 g. y 1 kg.

Conservación en bolsa Zip y frigorífico (4-5 °C) e identificar cada bolsa:

  • Nombre del remitente
  • Dirección
  • Identificación de la muestra
  • Paraje, localidad, provincia
  • Fecha de recogida

Para más información o realizar analíticas, contacta con nuestro equipo de laboratorio.